Toyota presentó un prototipo en el Salón Internacional del Juguete

Sala de Prensa
Toyota presentó un prototipo en el Salón Internacional del Juguete
Toyota presentó un prototipo en el Salón Internacional del Juguete

Si algo tiene Toyota, es que se trata de una marca que toma en cuenta todas las preferencias de su público y sus vehículos se adaptan a los tiempos apoyándose en la mejor tecnología, con un toque de vanguardia.

En este caso le tocó a los más pequeños. Toyota hizo los sueños realidad de los chicos en el Salón Internacional de Juguete en Tokio que se celebró del 1 al 4 de junio de 2017 dónde padres e hijos pudieron conducir el prototipo “Camatte Petta”, el prototipo más actual desde que Toyota comenzó a presentar estos modelos en el 2012.

Pero Toyota no se quedó sólo en la fabricación del modelo, si no que le dio la oportunidad completa de disfrute a los asistentes en la autoescuela miniatura que instaló en el stand del evento llamada “Escuela Camatte.”

Para vivir la experiencia completa los niños pudieron adquirir un carné de conducir, aprendieron a controlar el volante, el acelerador y el freno de los mini autos, además de poder conducir por una mini pista instalada en circuito.
Por otro lado, los niños también jugaron con imanes de formas y colores diversos, diseñados para ser adheridos a los paneles exteriores del Camatte Petta y así decorar el vehículo según les plazca.

Como se trata de los más pequeños, se aplicaron todos cuidados debidos para que estuviesen seguros. Entre estas medidas estuvieron: cuidar que los niños midan al menos 130 cm, además de otras evaluaciones que realizó el personal del stand para valorar si el niño puede conducir el Camatte Petta a través de un simulador de conducción.

Para aumentar la tranquilidad – si es que hay alguna duda cuando de Toyota se trata- el nombre Camatte proviene la palabra japonesa que significa “preocuparse”, y en este caso en específico es “preocuparse por los autos”.

Por otro lado, la palabra Petta es una conjunción de las palabras japonesas pettanko que significa aplastado, como el diseño frontal del auto, y la expresión onomatopéyica "petta petta" cuyo significado es adherirse, haciendo referencia a los imanes que se adhieren a la carrocería del vehículo.

Pero eso no es todo, un adulto sentado detrás y a la izquierda de cada niño pudo controlar la dirección y el frenado para guiarlo y ayudarlo a desarrollar sus habilidades de conducción, además de protegerlo en sus primeros pasos como conductor.